domingo, 20 de noviembre de 2016

La muerte del general tiranicida José René Román Fernández (Pupo)


Oficiales superiores conducen esposado al general Román Fernández 



La muerte del general tiranicida José René Román Fernández (Pupo)
Generalísimo Rafael Trujillo
El general Pupo Román a la hora del asesinato del dictador Rafael Trujillo  desempeñaba el importante cargo de Ministro o Secretario de Estado de las Fuerzas Armadas Dominicanas en sustitución del general José García Trujillo.  Muchos consideran que su nombramiento en esta importante posición fue el resultado de una gestión realizada ante el Dictador por su sobrina doña Mireya García Trujillo, a la vez hermana del ministro sustituido, quien también, el cuñado, lo había recomendado para ocupar el cargo, dada la confianza entre ambos.
Sin embargo, Pupo Roman quedo involucrado hasta el tuétano en el proceso conspirativo que concluyo con la muerte del dictador Rafael Trujillo.
 Y tras los hechos, cuando Ranfis Trujillo confirmó la participación del general José René Román Fernández (a) Pupo en la muerte de su padre debido a las declaraciones de Estrella Sadhala inculpándolo, lo primero que hizo fue invitarlo a la sede de la Aviación Militar Dominicana (AMD) en San Isidro.  Una vez allí fue apresado y conducido hasta la cárcel del Km. Nueve de la carretera Mella en donde fue víctima de las más crueles y espeluznantes torturas a cargo de oficiales amigos de Ranfis.

Primero, para que no durmiera, le fueron cocidas las pestañas de los parpados superiores con las cejas; y, según lo describe Flor de Oro sobre la base del recuerdo de Selden Rodman: fue “golpeado con bates de pelota, cubierto con acido, expuesto a enjambres de hormigas enfurecidas, castrado y choqueado durante horas y horas en la silla eléctrica”.[1]  Otra versión sobre lo ocurrido la ofrecen sus propios hijos: Juan René Román hijo, Álvaro Antonio Román, y Nancy Román de Marrero en una carta pública dirigida a Ramón A. Castillo en su condición de Presidente del Partido Progresista Demócrata Cristiano (PPDC) de fecha 2 de abril de 1966, en la cual, entre otras cuestiones relacionadas con la muerte del general Román, dicen:
 “El insólito y salvaje martirio a que fue sometido por orden del señor Ranfis Trujillo es de público conocimiento. Privado de alimentos y de agua, cosidos ambos parpados, mutilado cobardemente, quebradas las costillas a fuerza de golpes inhumanos, mantenido en pie a fin de que no pudiese conciliar el sueño, como su integridad no pudo ser vencida, se abrió sobre su cuerpo ya casi exánime el fuego de las ametralladoras, sellándolo de heridas mortales.”[2]
Ranfis Trujillo acompañado de sus amigos Gilberto Sánchez Rubirosa, Luis León Estévez, Juan René Beuchamp Javier, y otros oficiales lo condujo desnudo al mediodía hasta la pista de aterrizaje de San Isidro en donde lo hizo amarrar de un Jeep para luego arrastrarlo de un lado a otro bajo un candente sol y un pavimento que parecía un ardiente infierno.  La muerte de Pupo Román fue conmovedora.  Agonizante, recibió el impacto de decenas de balas de ametralladoras.
General Ranfis Trujillo
Una versión ofrecida por Víctor Alicinio Peña Rivera sostiene que:
El general José René “Pupo” Román Fernández fue ejecutado por el propio Ranfis Trujillo, que empleo el revólver del Generalísimo.  Fue una ejecución sádica.  Ranfis le disparo casi a quemarropa, hiriéndolo en las extremidades y mientras Pupo Román se arrastraba en el patio suplicando clemencia de su verdugo.  Ranfis lo mato.
Ese fue el final de Pupo.”[3]




[1] Trujillo, Flor de Oro (2009), P.85.
[2] Rodríguez Demorizi, Emilio.  La muerte de Trujillo según sus autores y los papeles de Ranfis Trujillo, Edición de Bernardo Vega y la Fundación Cultural Dominicana, Santo Domingo, 2006.
[3] Peña Rivera, Víctor A. Historia oculta de un Dictador.  Ed. Plus Ultra, Madrid, 1977. P. 376-377

No hay comentarios: